ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD EN POLÍTICA (I/III)

¿Para qué utilizar el Eneagrama en política?

El Eneagrama de la personalidad es una herramienta de autoconocimiento y desarrollo personal que proporciona información sobre los comportamientos y rasgos básicos de los nueve tipos de personalidad que existen según esta disciplina. Gracias a esta información, el Eneagrama se convierte en una  herramienta de gran utilidad, ya que permite trabajar sobre tus características personales más definidas, con el fin de potenciarlas o de cambiar patrones.

Todos tenemos rasgos de cada uno de los nueve tipos de personalidad que aquí aparecen, sin embargo, siempre hay uno de ellos que nos define en mayor medida. Es decir, nos referimos pues a nueve eneatipos, nueve personalidades desarrolladas con las que identificarse y entre las que fluir.

Cabe destacar que el Eneagrama no niega la individualidad, no hay dos personas iguales, sin embargo, compartimos rasgos comunes. Lo que nos hace diferentes es nuestra historia individual y personal, aunque todos somos únicos, no somos totalmente diferentes.

* Para aumentar la utilidad y la comprensión de estos enetipos, haremos menciones de conocidas figuras políticas que podrían encajarse con los rasgos dominantes de cada eneatipo. Siempre desde un punto subjetivo, ya que nadie más que uno mismo puede saber el para qué y el desde dónde se mueve en su estrategia principal de comportamiento.

Ventajas del Eneagrama

El uso del Eneagrama en política reportará ventajas como:

  •      Reforzarás tu liderazgo político. Conociéndote más conseguirás sacar lo mejor de ti mismo y proyectar hacia el exterior una mejor versión.
  •  Descubrirás cuáles son las habilidades inherentes a tu personalidad. Aprenderás a afrontar las situaciones más sensibles y complicadas.
  •   Analizarás comportamientos en momentos de tensión, con el objetivo de descubrir tus puntos fuertes y débiles y aprender a trabajar desde la autogestión y la influencia.
  •      Diseñarás estrategias y claves para lidiar con situaciones de estrés, tan habituales en la inestabilidad del panorama político actual.
  •      Optimizarás el potencial de tu equipo al saber cómo motivarles, mejorando las relaciones internas, consiguiendo una mayor implicación en el proyecto y obteniendo el máximo de cada uno de ellos.
  •   Conseguirás entrenar y transformar las respuestas de tu equipo, logrando un nuevo estilo de comunicación política que no deje indiferente a nadie.

Tipos 1, 2 Y 3

En este primer post desarrollaremos los tres primeros eneatipos: el perfeccionista, el altruista y el exitoso.

TIPO 1: EL PERFECCIONISTA

Su estrategia principal: “Se esfuerza por sentirse perfecto”.

Los políticos que se incluyen en este primer tipo buscan el reconocimiento a través de la perfección y ser una buena persona. Para ellos las normas y el orden son muy importantes, una característica sin duda muy apreciada por una parte importante del electorado. Los políticos perfeccionistas consideran que el mundo es un lugar imperfecto que hay que reformar a través de sus métodos y normas, lo que les lleva a una extrema rigidez en el trabajo, mucha disciplina y exigencia, tal y como hemos podido ver en líderes que han dejado una profunda huella en sus países, como es el caso, por ejemplo, de Margaret Thatcher, conocida como “La Dama de Hierro”.

Están muy orientados a los resultados, no se permiten cometer errores porque ellos saben muy bien cómo se deben hacer las cosas. Tienen elevados principios y una ética intachable. Saben cómo llegar a buenos acuerdos y aportar soluciones sabias. Suelen pensar y actuar en términos de “debería” y “tengo que”. Muy responsables en el trabajo, siempre anteponen las obligaciones a la diversión.

Estilo de liderazgo: Para el perfeccionista la supervisión es fundamental, necesitan planificar la tarea y les gusta elegir a un responsable para cada trabajo. Les gusta las labores bien hechas y para ello, proporcionará a su equipo pautas muy claras. Son muy efectivos para todas aquellas situaciones que requieren orden y estructura. Muy responsables, trabajarán las horas necesarias para sacar el trabajo adelante.

Su talento: Marcarse objetivos claros e inspirar a los demás a alcanzar la máxima calidad.

Sus fortalezas principales son: Disciplinados, controlados, responsables, trabajadores, perseverantes, entregados, éticos, fiables, productivos, justos, sinceros, metódicos.

TIPO 2: EL ALTRUISTA

Su estrategia principal: “Se esfuerzan por conectar”.

Los políticos con este rasgo buscan el reconocimiento a través de la generosidad. Ven el mundo de forma interpersonal, se proyectan en los otros y se definen a través del servicio a éstos. Necesitan sentirse apreciados y unidos a las personas que consideran importantes. En su lucha por conectarse a los demás ofrecen su ayuda olvidándose, en ocasiones, de sus propias necesidades. Intuyen lo que necesitan otras personas, son sensibles y perceptivos con los sentimientos ajenos. Saben relacionarse fácilmente, son muy buenos haciendo amigos y generando relaciones. Son entusiastas y les gusta la diversión, tratan de mostrar buen sentido del humor y generan espacios de confianza y acogida.

Algunos ejemplos de políticos y personas influyentes son: Alejandro Magno, Napoleón, Eva Perón o Melania Trump.

Estilo de liderazgo: Muy eficientes, confían en el desarrollo de las personas y propician buen ambiente y entusiasmo en el trabajo, solo así son realmente productivos. Muy intuitivos a la hora de reconocer las necesidades ajenas. Ese es el poder de su liderazgo, su inteligencia interpersonal para detectar necesidades y dar facilidades a su entorno más cercano para obtener lo mejor de cada uno de ellos.

Su talento: Su empatía relacional y saber reconocer los puntos fuertes de las personas que les rodean para así motivarles a conseguir sus objetivos. Precisamente, esa empatía y ese esfuerzo por conectar con la gente los convierten en políticos clave a la hora de comunicar las ideas políticas a los votantes.

Sus fortalezas principales son: Generosos, afectuosos, perceptivos, intuitivos, empáticos, entusiastas, perspicaces, flexibles, establecimiento de relaciones, seducción, comunicación.

TIPO 3: EL EXITOSO

Su estrategia principal: “Se esfuerza por destacar y tener éxito”.

Buscan el reconocimiento a través del prestigio y los éxitos personales y profesionales. Saben cómo proyectar la imagen más apropiada en cada circunstancia. Son muy trabajadores, les gusta ponerse objetivos e ir a por ellos hasta alcanzarlos, le dan mucha importancia a la productividad y a conseguir aquello que se han propuesto. Son optimistas y saben recuperarse de una forma rápida de los contratiempos para así entregarse al siguiente proyecto. Muy competentes en su trabajo, grandes comunicadores y con dotes sociales. También son muy buenos motivadores en los equipos de trabajo, sabiendo obtener todo el potencial de cada uno. En el terreno de las ventas y relaciones públicas también se mueven con maestría.

Estilo de Liderazgo: El tipo 3 se siente muy cómodo a la hora de liderar, al centrarse mucho en sus objetivos, han desarrollado una gran capacidad para “tirar” de su equipo y conseguir sus metas. Son grandes motivadores y saben cómo obtener el rendimiento máximo de sus colaboradores más cercanos. Ante cualquier imprevisto o problema tienden a ser prácticos y resolutivos.

Su talento: Crear un escenario enfocado a los resultados y conseguir alcanzar los objetivos de manera rápida y eficaz.

Sus fortalezas principales son: Optimistas, amables, animados, competentes, motivadores, seguros, trabajadores, eficientes, prácticos, buenos comunicadores, diplomáticos.

Entre los ejemplos de políticos de tipo 3, podemos nombrar a figuras y líderes mundiales a los que no les tembló el pulso para desarrollar su acción, como Ronald Reagan, Tony Blair, o Condolezza Rice.

¿Y ahora qué?

Quizás ahora lo tengas claro y sepas que eres uno de estos eneatipos: el perfeccionista, el altruista o el generoso. En este caso, tu tarea solo acaba de comenzar. Ahora necesitas explorar los rasgos y aptitudes aquí mencionadas, para conseguir sacarles el máximo rendimiento en tu estrategia política.

Sino es así, todavía quedan seis eneatipos que publicaremos en otros artículos. Todos encajamos dentro de alguno de ellos y conocerlos para aprovechar su potencial es un paso más hacia el éxito.

5 claves para tu crecimiento político política

Descarga gratis mi guía 5 CLAVES para ganar claridad e impulsar tu crecimiento político.

Si te encuentras en un momento crucial de tu trayectoria política, esta dinámica será un buen punto de inicio para diseñar tu estrategia y plan de acción para los próximos meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies